Todos buscamos el éxito en nuestros proyectos pero hoy vamos a analizar la sencilla forma de lograrlo desde el liberalismo.

Liberalismo – ¿Cómo convertirte en un empresario de éxito?

Lo mas importante que necesitaremos es dinero, contactos, poder o una combinación de las tres para que esto funcione y no de forma simbólica sino en grandes cantidades.

  • Primer paso:

Aquí muchos dirían que encontrar un nicho de mercado que… Pero evidentemente están errados. Si buscas un nicho de mercado podrás acertar o errar y eso no son negocios. Eso son apuestas. No es casual que mas del 90% de los nuevos negocios que abren vayan a la quiebra. Nosotros lo que haremos es CREAR UN NICHO DE MERCADO pero eso lo veremos en el segundo punto.

Crearemos un nicho que sepamos que si o si nos producirá rentabilidad. Aquí las necesidades básicas de la población son una mina ya que como necesidad básica que son no podrán dejar de consumirlas pero hay todo un mar de posibilidades.

 

  • Segundo paso:

Amoldar la legislación a nuestros intereses. Esto es sumamente importante. Como ya hemos indicado. No venimos a apostar. Venimos a ganar dinero de forma que antes de invertir ningún dinero hay que dejar todo «atado y bien atado.»

Seguro que no os ha pasado por alto leyes como la prohibición de beber en la calle, hacer barbacoas o acampar en el campo, no poder vender alcohol a partir de las 22 horas, de prestar servicios autónomos de seguridad, la retirada de fuentes y lavabos públicos, criar animales, obligación de una revisión mecánica periódica, de llevar tal o cual aparatito homologado en el maletero del coche, de un seguro de… de instalar contadores individualizados en los radiadores para las calderas comunitarias, llevar puestas mascarillas sanitarias, subvencionar algún bien o servicio, etc. etc.

Con cada injerencia logramos que crear un nicho muy rentable ya que bien por prohibición, por obligación forzamos a la población a avanzar en la dirección que nos interese y asegurarnos de que nuestra inversión logrará grandes beneficios.

 

  • Tercer paso:

Y evidentemente… Montar la empresa que se beneficiará de las prohibiciones, las obligaciones y/o las subenciones y hacer caja.

Liberalismo – ¿Cómo convertirte en un empresario de éxito? – Caso práctico.

Os vamos a poner un ejemplo. Vamos a ver como «transformar» la formación profesional en Castilla y León en un nicho muy rentable.

Se crea el nicho de mercado de la venta de cursos de formación profesional.

Aquí podréis pensar ¿Pero quien va a pagar por hacer un curso de formación profesional que ya puede hacer a través del sistema público completamente gratuito?

Como os indicamos, no buscamos nichos, los creamos y con ello nos ponemos.

Se legisla para que la mayor parte de los trabajos, incluso trabajos no especializados sean regulados y los trabajadores obligados a realizar un grado de FP para poder optar a esos puestos de trabajo.

Pero claro, esto, aunque también se le sacaría partido a través de varias vías incluso con mano de obra gratuita obligatoria no sería suficiente pero si es la base de nuestro proyecto. Crear la necesidad de la obtención del título para un posible sustento futuro.

Una vez creado un flujo significativo de estudiantes de formación profesional toca impedir el normal acceso al sistema estatal. Si todos los estudiantes acceden al sistema público no existiría nicho…

Aquí todo ayuda. Por ejemplo anular el registro en septiembre hará que muchos de los alumnos se encuentren a las puertas de arrancar un nuevo año escolar sin mas opción que pasar por una empresa privada para realizarlo. Es efectivo pero insuficiente. Así que lo siguiente será reducir las plazas disponibles.

Tomamos por ejemplo Salamanca donde la oferta apenas cubre el 66% de la demanda real (Uno de cada tres estudiantes salmantinos de FP tendrán que recurrir a centros privados o perder el año escolar.)

Con esto logramos que nuestro nicho de mercado tenga de repente según los datos aportado 1224 clientes potenciales sólo en Salamanca.

Vamos a pensar, que al menos uno de cada dos padres considera inaceptable que su hijo pierda todo un año escolar en estas edades tan problemáticas. Estaríamos hablando de 612 clientes. Si esto lo multiplicamos por unos 1700€ que vale un grado superior por alumno y… voilà… Mas de 1 millón de euros.

Sumemos Ávila, Segovia, Soria, Palencia, Burgos, Zamora, Valladolid y León y pensar el pichazo por año que hemos dado.

¿A que resulta muy sencillo ser un empresario de éxito?

Os seguimos contando 😉